55 1668 2541 +52 1 55 1079 4837 Lunes - Virenes 8:00 - 18:00 / Sabado 8:00 - 11:00

Rociadores Contra Incendios

Los Rociadores Contra Incendios forman parte de un sistema automatizado contra incendio basado en una reserva de agua para el suministro del sistema y una red de tuberías de la cual son elementos terminales. Por lo general se activan al detectar los efectos de un incendio, como el aumento de temperatura asociado al fuego, o el humo generado por la combustión.

Los rociadores llevan incorporados unas válvulas o cabezas rociadoras, que a determinada temperatura preestablecida esas válvulas, al detectar la temperatura asociada al fuego o el humo generado por la combustión, esta válvula se rompe, dejando salir el agente extintor para apagar el fuego. El agente extintor corre por un sistema de tuberías hasta las válvulas que se han abierto.

Rociadores contra incendios

El disparo del rociador puede hacerse por dos diferentes mecanismos: el primero por generado por un elemento termosensible y el segundo gracias a un detector de incendios:

En el elemento termosensible el chorro del rociador tiene un tap√≥n que impide la salida del agua y un dispositivo de liberaci√≥n del tap√≥n, el mecanismo de disparo en este caso es un dispositivo para liberar el tap√≥n, que consiste en un elemento sensible a la temperatura que est√° dise√Īado para destruirse cuando alcance ciertas temperaturas, una vez esto ocurra, de forma autom√°tica se libera el tap√≥n y comienza la salida de un chorro de agua, que debe extinguir el fuego justo en la zona donde √©ste se ha iniciado.

Este dispositivo puede ser de dos tipos:

Fusible de disparo. 

El tap√≥n se mantiene en posici√≥n por un mecanismo formado por dos placas met√°licas unidas con una¬†soldadura, con un punto de fusi√≥n cuidadosamente calibrado. En un incendio, el¬†calor¬†generado ablanda la soldadura, haciendo que la presi√≥n del agua que act√ļa sobre el tap√≥n desarme el sistema y haga saltar el tap√≥n, permitiendo la salida del l√≠quido. El agua sale por el orificio e incide contra una l√°mina, dise√Īada para distribuir el chorro a manera de lluvia (deflector).

Bulbo Termosensible. 

Un bulbo de¬†vidrio¬†mantiene el tap√≥n en su lugar y contiene en su interior un l√≠quido que no llena el bulbo, quedando un espacio libre. Cuando el¬†calor¬†de un fuego act√ļa sobre el bulbo, el l√≠quido hierve y la presi√≥n del vapor rompe el vidrio, libera el tap√≥n y entonces sale el agua a presi√≥n, verti√©ndose sobre el¬†deflector¬†que la pulveriza formando un chorro de agua nebulizada.
Estos procesos pueden tardar más o menos dependiendo de la tasa de liberación de calor circundante al rociador, de la distancia entre el rociador y el techo, de la distancia entre el rociador y el piso, de la inclinación del techo, entre otros.

Disparo por Detector de Incendios

Otro modo de activar el rociador es con un detector de incendios asociado que abre el cierre del rociador, que en este caso es una electroválvula (válvula solenoide) cuando se produce un fuego en el área protegida por el rociador (a la vez que da la alarma de incendio). La ventaja de este sistema es que, una vez apagado el fuego, se corta la salida de agua y, si se reavivase, se vuelve a abrir.

Con el sistema de elemento termosensible, har√≠a falta que alguien cierre la llave de alimentaci√≥n o los da√Īos causados por el agua podr√≠an superar a los causados por el¬†fuego.

Otra ventaja del sistema es que el disparo se puede producir por detección de humos o por detección de la ionización del aire, ya que existen detectores de incendio de estos extremos, mientras que los elementos termosensibles solamente funcionan por temperatura.

Vida √ļtil de los Rociadores Contra Incendios

La vida √ļtil de los rociadores autom√°ticos depende del tipo de rociadores contra incendios y del lugar donde est√©n instalados. Por¬†lo norma los rociadores est√°ndar tienen una vida √ļtil de 50 a√Īos, 20 a√Īos, si son de respuesta r√°pida, 5 a√Īos, si son de alta temperatura. Pero se debe tener en cuenta las condiciones ambientales a las que se encuentran sometidos (lluvia, viento, entre otros) pueden hacer que su tiempo de vida sea menor.

En su funcionamiento es por medio de una red hidráulica presurizada con agua y unas boquillas de descarga, los rociadores, sobre los cuales la incidencia directa de la temperatura provoca un desprendimiento de parte de su cuerpo, liberando agua en cantidad suficiente para mojar una determinada área de acción.

Debido a su gran poder de descarga de agua, otra de las principales funciones que tienen las instalaciones de rociadores automáticos es la de refrigerar, por lo que es frecuente recurrir a estos sistemas para proteger estructuras portantes de edificios construidos con materiales deformables (madera o hierro), y de esta forma evitar o minimizar la necesidad de tratar dicha estructura con sistemas de protección pasiva contra el fuego, evitando de este modo el impacto estético negativo en su arquitectura interior. Especialmente importante es esta aplicación en edificios catalogados por su alto valor patrimonial.

Clasificaciones de Rociadores Contra Incendios

Los rociadores se pueden clasificar de acuerdo a su temperatura de activaci√≥n, rapidez de apertura, tama√Īo del¬†orificio, tipo de elemento fusible, forma de aplicaci√≥n del chorro, √°rea de cobertura del chorro de agua, entre otros factores que intervienen durante el an√°lisis de riesgos y dise√Īo del proyecto por el¬†especialista.

La clasificación de los elementos termofusibles de los rociadores contra incendios, de acuerdo con los campos de temperatura en los que operan:

Temperatura MáximaCampo de TemperaturasClasificación de TemperaturaCódigo de Color (con Fusible de disparo)Color (con Bulbo de disparo)
38¬†¬įC / 100¬†¬įF57-77¬†¬įC / 135-170¬†¬įFOrdinaria Sin color o NegroNaranja (58¬†¬įC) o Rojo (68¬†¬įC)
66¬†¬įC / 150¬†¬įF79-107¬†¬įC / 175-225¬†¬įFIntermedia BlancoAmarillo (80¬†¬įC) o Verde (93¬†¬įC)
107¬†¬įC / 225¬†¬įF121-149¬†¬įC / 250-300¬†¬įFAlta AzulAzul
149¬†¬įC / 300¬†¬įF163-191¬†¬įC / 325-375¬†¬įFExtra Alta RojoP√ļrpura morada
191¬†¬įC / 375¬†¬įF204-246¬†¬įC / 400-475¬†¬įFMuy Extra Alta VerdeNegro
246¬†¬įC / 475¬†¬įF260-302¬†¬įC / 500-575¬†¬įFUltra Alta NaranjaNegro
329¬†¬įC / 625¬†¬įF343¬†¬įC / 650¬†¬įFUltra Alta NaranjaNegro

Tomado de la norma NFPA 13 Edición 2007, Tabla 6.2.5.1

El dise√Īo y ejecuci√≥n de la instalaci√≥n debe cumplir con las normativas existentes para el edificio que se desea proteger; Si se cumplen los requisitos de inspecci√≥n y mantenimiento indicados por los fabricantes y por la normativa correspondiente, los sistemas de rociadores autom√°ticos; Son la mejor garant√≠a de seguridad.

Los sistemas de rociadores autom√°ticos desempe√Īan simult√°neamente dos funciones con id√©ntica eficacia: detecci√≥n y extinci√≥n de incendios.

El dise√Īo del sistema y su ejecuci√≥n deben realizarse siguiendo los criterios fijados por la normativa en vigor para el riesgo a proteger, los distintos componentes de la instalaci√≥n se deben someter a los protocolos de mantenimiento indicados por los fabricantes y se√Īalados en la normativa aplicable en cada caso.

Adecuando la instalación a las características reales de utilización del edificio: redistribución de oficinas, cambio de uso en almacenes o áreas de producción, etc.

Encargando a una empresa especializada el mantenimiento, para que Efect√ļe las pruebas operativas necesarias, Verifique el funcionamiento de los dispositivos de alarma y su posible conexi√≥n a centros de control, Sustituya aquellos rociadores contra incendios que hayan sido golpeados, pintados, o que muestren signos de¬†corrosi√≥n¬†o cualquier otro da√Īo.

Deja un comentario

Cerrar men√ļ