55-1079-4837 | Horarios de atención: Lunes a Viernes 8:00 - 18:00 y Sábados 8:00 - 11:00 | marketing@grupoeif.com

Los sistemas de preacción son básicamente el mismo sistema que el de tubería seca, a diferencia de que está conectado a un sistema de detección de incendios. Para que se produzca una descarga será necesario que explote un bulbo de nebulizador y que se dispare una alarma en el sistema independiente de detección de incendios.

Con los equipos de preacción se busca reducir al mínimo los riesgos de cualquier accidente que pueda suceder en la instalación y, por ello, hasta que no se confirma el incendio no se produce la descarga.

sistemas de preacción anti incendios

¿Para que sirven los sistemas de preacción?

Los sistemas de preacción se utilizan para proteger zonas donde el riesgo de descargas falsas o fugas se debe reducir a un mínimo absoluto, suele utilizarse en museos dónde una activación accidental puede afectar notablemente a las obras de arte que posea en su interior, o en una cámara frigorífica, en la cual una fuga en un difusor eche a perder todos los elementos que contengan la cámara.

¿Cómo funciona un sistema de preacción?

Los sistemas de preacción utilizan una válvula de diluvio además de una red de rociadores presurizada con aire o gas.

La presión se utiliza para mantener una supervisión permanente de la red, alertando de posibles fugas por avería o rotura de rociadores. En ese caso, se produce una alarma de baja presión; pero no provoca la apertura de la válvula, ni la descarga accidental de agua.

Los sistemas con disparo eléctrico utilizan detectores de humo, un panel de control, y una válvula solenoide para abrir la válvula de diluvio.

Si se produce un incendio, los detectores activan la alarma del panel de control que, a su vez, ordena la apertura de la válvula solenoide. Esta drena la cámara de cebado de la válvula de diluvio, permitiendo su apertura y el llenado de la red de rociadores con agua, de este modo, el agua estará disponible en los rociadores para apagar el fuego tan pronto como cualquiera de ellos se abra.

valvulas diluvio para sistemas de preacción

¿Cuándo debería utilizar uno de estos sistemas?

Los sistemas de preacción con interbloqueo simple son especialmente útiles en instalaciones en las que existe el riesgo de que se produzcan daños en la red de rociadores, ya sea por temperatura o por golpes. Se utilizan en lugar de sistemas de tubería seca cuando el tamaño de la instalación excede el permitido por la normativa vigente, o cuando se quiere evitar el riesgo de descargas accidentales de agua, este tiene la particularidad de que requiere de una señal para funcionar.

Cuando se trata de decidir qué sistema de rociadores utilizar en sus instalaciones, tiene varias opciones. Es útil evaluar primero el área en la que se va a instalar el sistema de rociadores. Esto le ayudará a determinar qué tipo de sistema necesitará. Una de las opciones para un sistema de rociadores en una instalación que contiene material sensible al agua es un sistema de rociadores de acción previa.

Un sistema de rociadores de acción previa es similar a algunos sistemas porque utiliza el mismo concepto que un sistema de tuberías secas, lo que significa que el agua para el rociador no se mantiene en la tubería. El agua para este sistema se mantiene dentro de una válvula que funciona electrónicamente. El funcionamiento de la válvula se basa en la detección de humo, calor o llamas.

rociadores con sistema de preaccion
Rociadores

¿Cómo funciona un sistema de rociadores de pre-acción en comparación con otros sistemas?

Este sistema de rociadores funciona con lo que se podría considerar un proceso de dos pasos. Para que el sistema de rociadores se active, deben ocurrir dos eventos separados. Un evento que debe ocurrir para que el sistema de rociadores se active es que la válvula debe detectar un incendio y luego abrirse. El segundo evento que debe ocurrir es que los aspersores separados deben soltarse para que el agua fluya a través de ellos.

En algunos casos, lo más común en los almacenes de congeladores es añadir nitrógeno o aire presurizado a las tuberías para mantener el agua en su lugar en caso de que las válvulas se abran accidentalmente. Este sistema de rociadores es útil en áreas donde sus ocupantes son sensibles al agua, como una oficina con mucho equipo eléctrico, debido al nivel adicional de protección contra la activación involuntaria. Si se detecta un incendio de forma falsa, ambos pasos deben funcionar juntos para que el agua se libere realmente.